Clínica Boreal
La Clínica Oftalmológica Boreal es una institución médica prestigiosa, que cuenta con grupo de oftalmólogos calificados y los más modernos equipos de Cirugías y Diagnósticos. Ofrecemos soluciones de salud visual de forma personalizada dando un diagnóstico, tratamiento y seguimiento continuo, buscando siempre la satisfacción visual de nuestros paciente.
Sab: 9:00AM - 12:30PM
098 391 9401

Artículos recientes

Ojo rojo (Explicación de cuidados y tratamiento)

Es el trastorno más frecuente de los ojos. La conjuntiva es una membrana transparente y delicada que reviste el interior de los párpados y cubre la parte blanca del ojo (esclerótica).

CONJUNTIVITIS: Es la inflamación de la conjuntiva y es la causa más frecuente de enrojecimiento persistente del ojo, puede ser causada por una infección bacteriana, viral o una reacción alérgica.
Las conjuntivitis bacterianas y virales son contagiosas, mientras que las alérgicas se deben por exposición a un alergeno o una sustancia que irrita el ojo (pelo de animal, polvo, polen, limpiadores caseros, contaminantes ambientales etc.)
Todas las formas de conjuntivitis comparten síntomas comunes hace que los pequeños vasos de la conjuntiva se hagan más preminentes dando la apariencia de un ojo rojo, prurito ocular (picazón), secreción que varía de acuerdo si es bacteriana o viral.

OJO SECO: La sequedad de los ojos ocurre cuando falla el sistema que produce las lágrimas. Los síntomas incluyen sensación de cuerpo extraño, ardor, secreción espesa, irritación, ojo rojo, fatiga ocular después de periodos cortos de lectura y dificultad para el uso de lentes de contacto.
Algunas personas no producen suficiente cantidad de lágrimas o en otras personas la composición de esta es de mala calidad (carecen de ciertos componentes como el aceite). Puede deberse a la edad, medicamentos, menopausia, enfermedades autoinmunes, quemaduras con sustancias químicas, alteraciones palpebrales.

HEMORRAGIA SUBCONJUNTIVAL: Es el acumulo de sangre en el espacio subconjuntival como consecuencia de la rotura de un vaso conjuntival. No produce dolor, ni perdida visual, en algunos casos una leve molestia.
Dentro de las causas tenemos traumas oculares, tos, estornudos, estreñimiento, vómitos, parto, hipertensión, diabetes.

PTERIGION: Consiste en el crecimiento anormal de tejido de la parte blanca del ojo (esclera) hacia la parte transparente del ojo (córnea). Presenta síntomas como ojo rojo, ardor, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo; cuando invade la córnea de manera significativa, puede distorsionar la forma de la superficie anterior del ojo, ocasionando astigmatismo y aberraciones que afectan la visión.
Como causas más frecuentes son las personas que padecen ojo seco, o que pasan mucho tiempo al aire libre bajo exposición solar (luz ultravioleta).

GLAUCOMA AGUDO: Se produce por la elevación de la presión intraocular (PIO) a causa de la obstrucción repentina del sistema de drenaje que permite al humor acuso del ojo pasar a la cámara anterior.
Produce síntomas repentinos como dolor, ojo rojo, cefalea, dilatación de pupilas, perdida de la visión, náuseas, y vómitos.
Dichos síntomas constituyen una emergencia médica. El ataque de glaucoma de ángulo cerrado puede durar algunas horas, y luego puede volver a suceder; o puede ser continuo y no dar descanso.

UVEITIS: Es la inflamación de la capa intermedia del ojo (úvea), es una enfermedad grave que puede tener como consecuencia la perdida completa de la visión.
Dentro de los síntomas presenta ojo rojo, dolor, fotofobia, lagrimeo y visión borrosa. Puede durar de 2 a 6 semanas en forma aguda y la forma crónica es de instauración insidiosa y de sintomatología menor o ausente


Programe una cita con el Oftalmólogo el determinará por qué su ojo rojo y será tratado adecuadamente.