Elegir un Doctor

Llegaste a los 60, te presente estos consejos

10 septiembre, 2017

¿Lo importante de realizarse una revisión ocular a los 60?

A partir de los 60, es necesario someterse a una revisión oftalmológica anual para detectar enfermedades oculares relacionadas con la edad, tales como:

Glaucoma
Es una enfermedad relacionada con el aumento de presión en el ojo que provoca daños en el nervio óptico.
Suele ser asintomática, es decir que no produce ningún síntoma, hasta que la pérdida de campo visual es irreversible. Por eso es importante tratarlo lo antes posible, ya que, a la larga, si no se trata, puede llevar a una pérdida de visión severa e incluso a la ceguera. Con el tratamiento temprano, la progresión de la enfermedad puede detenerse.

Cataratas
Con la edad se produce la opacificación gradual del cristalino del ojo, conocida como catarata. Su tratamiento es siempre quirúrgico.

Degeneración macular asociada a la edad
Se trata de una enfermedad que aparece con el envejecimiento y provoca un desgaste de las células del tejido nervioso de la retina, en su zona central, la mácula, lo que produce una pérdida de la visión central. Es de vital importancia un diagnóstico precoz de esta enfermedad para conservar la visión central, sobre todo si se observan distorsiones en la visión de las líneas rectas. Existe la degeneración macular seca, que avanza lentamente, y la húmeda, que avanza de manera muy rápida.

Ojo seco
Suele producir molestias como escozor, sensación de cuerpo extraño y picor. Su causa puede ser una escasa producción de lágrimas o lágrimas de mala calidad, que no cumplen la función de humedecer y proteger el ojo. Suele ser un problema crónico, especialmente a partir de los 60.

Consejos y recomendaciones.

Descubre si corres un riesgo superior de sufrir una enfermedad ocular
Investiga si hay antecedentes familiares de diabetes o tensión sanguínea elevada y acude a revisiones regulares.

Presta atención a signos de cambios en tu visión
En caso de experimentar visión doble o borrosa, visión distorsionada de las líneas rectas, problemas de visión en condiciones de poca iluminación, enrojecimiento, cuerpos flotantes o dolor ocular e hinchazón, acude al oftalmólogo.

Practica ejercicio físico
Puede reducir en hasta un 70% el riesgo de sufrir degeneración macular.

Protege tus ojos de los rayos ultravioleta del sol
Utiliza gafas de protección solar homologadas y con el filtro adecuado para ayudar a reducir el riesgo de cataratas, pterigion y otros problemas oculares.

Lleva una alimentación saludable con una dieta equilibrada
Varios estudios demuestran que los antioxidantes presentes en las verduras y frutas podrían reducir el riesgo de cataratas. El pescado, con sus ácidos grasos omega-3, podría reducir también el riesgo de degeneración macular.

Acude a una revisión oftalmológica anual completa
Se explorará el fondo de ojo para descartar enfermedades de la retina o el nervio óptico, como la retinopatía diabética, que pueden cursar de forma asintomática.

Evita el consumo de tabaco
Las personas que consumen tabaco corre un riesgo mayor de desarrollar degeneración macular, cataratas, uveítis y otros problemas oculares.

Tener cuidado con las caídas
Evitar traumatismos en el ojo que puedan conducir a problemas oculares.

Posted in Sin categoría